SHOP NOW!!

Historia

home2La relación de Ferllen con la vitivinicultura es centenaria y tuvo su origen en Burdeos. En esa ciudad del sur de Francia, la familia de nuestro fundador tomó contacto por primera vez con las tradicionales técnicas de realización de vinos. Pero recién en 1912, cuando estos inmigrantes llegaron a Mendoza (Argentina), fue que se inauguró la primera Bodega Ferllen. Ese edificio pionero también estaba ubicado en el corazón del Valle de Uco, un lugar bello, deshabitado y apasionante, que tuvo que esperar casi 100 años para explotar en todo su potencial, que ahora es reconocido en todo el mundo.

Es que los primeros viticultores de Mendoza no alcanzaron a reconocer las bondades de aquellas
tierras pedregosas, casi desérticas y que veían como una extensión de la Cordillera de Los Andes, más que una zona apta para el cultivo de vides. Sin embargo, casi un siglo después el Valle de Uco se ha transformado en una cantera única para uvas de excelente calidad y tipicidades características.

La visión de aquellos pioneros franceses fue recuperada por nuestro fundador, quien tomó la decisión de revivir Bodega Ferllen en el mismo lugar que su familia lo hizo años atrás, con la misma pasión y dedicación, pero con la clara decisión de llevar la marca a todo el mundo.